El Archivo de Salamanca ha destruido el 90% de las 160 toneladas de documentos requisados en Cataluña durante la Guerra Civil. Esta es una de las principales conclusiones del libro Els papers de Salamanca, escrito por el historiador y abogado Josep Cruanyes.
Cruanyes, miembro de la Comisión de la Dignidad que pide el retorno de los papeles de Salamanca a Cataluña, ha contado unos 2.464 legajos aún conservados en el Archico procedentes de Cataluña.
En Barcelona se destruyeron unas 72 toneladas de libros durante la operación de expoliación.
Según Cruanyes durante un año y medio, desde abril de 1938 hasta octubre de 1939, se realizaron más de 2.000 registros en locales catalanes, primero para borrar la memoria histórica y segundo para hacer unos tres millones de fichas para obtener datos para depurar, castigar y eliminar a los supervivientes.

Ler máis en => lavozdegalicia.es