El borrador deja sin subvenciones a los libros de texto con nombres incorrectos.

Los edificios, instalaciones y elementos materiales e inmateriales, públicos o privados, cuyo nombre haga referencia al territorio que ocupan deberán respetar la toponimia oficial gallega. Así lo establece el borrador de decreto que prepara el Gobierno gallego para actualizar sus normas sobre toponimia.

Un decreto obligará a las empresas a respetar los topónimos en gallego