Se sabía que la cimentación de varios pilares del puente era romana pero estos días, además, se puede ver.

La ingeniería romana surge sobre el Miño