Barcelona fue una de las ciudades elegida por los gallegos para emigrar durante el pasado siglo. Este viaje hacia el noreste de la Península no es una novedad de aquella época porque ya en el siglo XIV una mujer de Triacastela, María, eligió la ciudad condal para vivir. Ella es la primera emigrante gallega documentada en Barcelona.

Pionera de la emigración (siglo XIV)