La Xunta de Galicia, a través de la Agencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader), cierra los centros comarcales que tiene en la provincia, al haber enviado carta de despido al los trabajadores contratados indefinidos no fijos que atienden los seis inmuebles existentes en Ourense.

La Xunta inicia el cierre de los centros comarcales ourensanos