Los nombres de lugar como reflejo de una interpretación del espacio.
En este artículo exploramos las posibilidades que ofrece la toponimia para el estudio aplicado de procesos de marginalidad geográfica. Tomando como ejemplo algunos topónimos de Cataluña y Aragón, y de otros lugares de la Península Ibérica, documentados al menos desde la Edad Media, analizamos la evolución de estos nombres en sí mismos y en relación al ámbito espacial al que se han aplicado, o se aplican.

Leer en => Scripta Nova