Un sondeo arqueológico encargado con motivo del proyecto de instalación de una línea de media tensión junto al Parador ha dado como resultado uno de los más importantes hallazgos sobre la cultura romana en Pontevedra. Dos muros de una vivienda, la probable cimentación de otra, una moneda y restos de vasijas, dolias y ánforas constituyen los vestigios encontrados en la cuesta de San Telmo, datados en el siglo IV después de Cristo.

Junto a los dos muros continuos de una vivienda -de aproximadamente un metro de ancho y diez de largo- y la cimentación de otra casa, se han encontrado multitud de materiales de construcción singulares, entre ellos tejas (tégulas) y ladrillos, así como restos de vasijas, dolias (vasijas grandes destinadas a almacenar alimentos) y ánforas, que están siendo sometidas a estudio y a su recomposición para su posterior depósito en el Museo Provincial. Para el arqueólogo encargado de las excavaciones fue fácil datarlos ya que en uno de los muros apareció pegada una moneda del siglo IV después de Cristo.

Leer mas en La Voz de Galicia