El sacerdote desempeñó un papel relevante en la organización del archivo, donde permaneció trabajando hasta hace dos años. Actualmente estaba jubilado, aunque continuaba visitando la catedral, donde era canónigo.

Fallece el archivero diocesano de Mondoñedo